CAPÍTULO 23. VERANO, OBRAS Y LA VACA LOLA

¡¡Estamos de vuelta!!! Sí sí he tenido el patio muy abandonado aunque prefiero decir “aparcado” pues aquí la family hemos estado liados en muchos menesteres. Lo último que os conté fueron los 6 meses de Peti ¡¡¡y ya ha cumplido 9!!! Creo que eso se merece un buen resumen de lo que nos ha acontecido durante estos 3 mesecitos de ausencia de entradas en el blog: Sigue leyendo

Anuncios

CAPÍTULO 22. SEIS MESES DE AMOR

Aunque no te esperábamos hasta el 10 de Enero creíamos que serías nuestro regalito de reyes y aunque decidiste dejarnos tomar el roscón sin sobresaltos esa misma noche llamaste a la puerta. No fue hasta el día 8 a las 15:27 cuando por fin te vinos la carita y nos conocimos los tres. Tu papi y yo emocionados y cansados, tú pequeñita y desorientada. Sigue leyendo

CAPÍTULO 21. MI LACTANCIA Y SUS COSAS

Hace 4 semanas que me incorporé al trabajo y poco a poco mi lactancia con Petirroja llega a su fin. Nunca me planteé cúando terminaría, tenía claro que mínimo hasta los 6 meses y estaba dispuesta a liarme la manta a la cabeza y sacarme leche en el curro y conservarla como pudiera hasta llegar a casa. Sin embargo tras dejar a Petirroja un día unas horas con mi madre y ver el bajòn que dio mi banco de leche me di cuenta lo complicado que iba a ser y la exigencia de tiempo que requería el asunto. Por tanto decidí con mucha pena iniciar una lactancia mixta (con leche hidrolizada) y que el destete se produjera progresivamente. También he adelantado un poco la AC (Alimentaciòn Complementaria) porque la leche hidrolizada (especial para alérgicos a la proteína de la leche de vaca) huele y sabe fatal y además no deja de ser un preparado nada natural. Aún así  seguimos con la teti mañanas y noches y así seguiremos hasta que se me retire la leche o Petirroja ya no la quiera. No me arrepiento en absoluto de mi decisiòn porque creo que ha sido acertada para ambas pero mentiría si no dijera que me ha dado mucha penita. Dicho esto voy a contaros còmo ha sido nuestra lactancia. Sigue leyendo

CAPÍTULO 14. EL PRIMER MES DE TODA UNA VIDA

Pues sí señores, se nos escapa el tiempo entre los dedos. Poco más de un mes ha pasado ya desde que nació Cachorra…¡un mes! Y yo la veo ya súper mayor. Nada tiene que ver con la bebita arrugada, encogida, tremendamente delicada y de ojitos cerrados que conocimos aquel 8 de enero. Está mucho más grande, más gordita, despierta y tiene unos mofletes súper besables y pellizcables. A día de hoy puedo afirmar que este mes ha sido, sin duda, el de mayor aprendizaje de toda mi vida. Un aprendizaje sobre la marcha, al minuto, un ensayo-error instantáneo. No es un mito no, efectivamente los bebés no vienen con manual de instrucciones ni etiqueta cosida al dorso. Lo que hace un mes nos parecía un misterio o causaba pavor hoy está más que superado. Ha sido intenso, bonito y divertido pero también estresante y duro.

Al principio cualquier cosa nos “alarmaba”, una erupción cutánea, un ruidito nuevo, si dormía mucho, si dormía poco, si mamaba mucho, si mamaba poco, por puro desconocimiento claro y cada vez que hemos idos a la consulta de la pediatra la hemos acribillado a preguntas de tal manera que no daba abasto a contestar y sus dedos sacaban humo apuntando en el ordenador para al final contestar todo con la misma respuesta: ES NORMAL. Sigue leyendo