CAPÍTULO 20. DIECISÉIS SEMANAS

Dieciséis semanas. Eso es lo que dura la baja por maternidad en este País. 16 míseras e insuficientes semanas. Teniendo en cuenta las recomendaciones de las OMS y UNICEF acerca de la lactancia materna (6 meses en exclusiva y combinándola con alimentación complementaria por lo menos dos años) es de perogrullo. La baja en nuestro país traducida a meses es de 4 meses y medio y bueno que alguien me explique cómo leches (y nunca mejor dicho) puedes mantener la lactancia materna sin ayudarte de fórmula hasta los 6 meses y no digamos hasta los dos años. Si trabajas una media de 8 horas diarias  más la hora de ida y la hora de vuelta al curro, más la hora de comer, sumando son 11 horas fuera de casa. 11 horas sin poder darle el pecho a tu bebé lo que te condena a dos cosas: o bien sacarte leche sentada en la taza del váter del curro (contando con que tu trabajo te permita ausentarte una media de 20 minutos por ordeño y tengas nevera donde dejarla para que no se estropee) o  bien iniciar una lactancia mixta dándole a tu bebé leche de fórmula durante las horas que tú no estés.

Centrándonos sólo en Europa, los países con mayor baja maternal son Finlandia, con 37 semanas al año, y Suecia que tiene una baja de 68 semanas a repartir en diferentes años.Los países nórdicos son los más avanzados de Europa en políticas sociales. España, con 112 días para la madre y 15 días para el padre, ocupa los últimos puestos de la lista, por detrás de Turquía, Suiza,Letonia,Chipre, Bélgica,Eslovenia y Liechtenstein. Y a todo esto le sumamos las deficientes o inexistentemedidas de conciliaciòn .

Pero el problema de la irrisoria baja maternal no se centra exclusivamente en el mantenimiento o no de la lactancia. El primer año de vida del bebé es importantísimo a nivel de afecto y desarrollo. Está trabajando su apego de manera constante y es importante que este se establezca de forma segura para que en un futuro no sea un adulto con problemas de inseguridad, baja autoestima, empatía etc…Esto puede sonar extraño y muy a largo plazo pero no es ninguna tontería y está avalado por diferentes estudios científicos. El apego que se desarrolla durante los primeros años de vida marca tu forma de establecer relaciones con los demás en tu vida adulta. Hoy en día los bebés están acostumbrados a tener diferentes figuras de apego entre padres, familia y cuidadores pero no podemos volverlos locos ni olvidarnos que su figura de apego principal son sus padres por mucho tiempo que pasen en compañía de otras personas. Este apego se va formando durante los primeros meses de vida del bebé y al poco tiempo está bien instaurado de manera que sobre los 7-8 meses  comienzan a sufrir ansiedad por separación cuando se aleja de ellos estas figuras principales de apego pues son capaces de reconocerlas y preferirlas antes otras perfectamente. No sólo eso, el vínculo que ha creado el bebé con sus padres le da seguridad, amor y tranquilidad y no tiene necesidad ninguna de separarse de ellos. Al contrario somos los padres los que nos separamos de nuestros bebés, a las 16 semanas (los padres muchísimo antes, a los 15 días) de forma totalmente antinatural. Si queréis leer más sobre el desarrollo a nivel de aprendizaje del ser humano desde que es bebé hasta que es viejo os dejo aquí este libro, en él podréis encontrar un capítulo dedicado al apego: Mariscal, S., Giménez-Dasí, M., Carriedo, N. y Corral, A. (2009). El desarrollo psicológico a lo largo de la vida. Madrid: McGraw-Hill-UNED.

Nuestra familia dibujada por mi prima de 8 años
Nuestra familia dibujada por mi prima de 8 años
He oído a mucha gente decirme “tienen que ir a la guardería cuantos antes, espabilan mucho” “si tardas mucho en llevarla a la guardería luego le costará más” “la que vas a pasarlo mal eres tú no ella” ” Así se acostumbran a estar con otra gente y ser más sociables” Bien. Agradezco que intenten animarme…  Pero no tengo ninguna necesidad que mi hija espabile antes o después, lo hará cuando lo tenga que hacer y a su ritmo, no a la fuerza. Creo que está por encima el calorcito y amor del seno familiar que el hecho de que “espabile antes” cosa que por cierto dudo que esté demostrada. Es cierto que a un bebé de un año, no siempre pero suele ser lo habitual, le va a costar más su primer día de guarde que a uno de 5 meses, por el tema de la ansiedad por separación que comienza entorno a los 7-8 meses como he dicho antes. Sin embargo cuanto más tarde se lleve a un niño a la guarde, más tiempo de crianza en casa tendrá y esos efectos positivos minimizan los dos o tres días que lo pase mal en el momento de ir por primera vez. Una vez más organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o UNICEF creen que una baja seis meses de duración es la idónea para favorecer la lactancia materna y garantizar un mejor desarrollo del bebé.

Hace una semana y media comencé a trabajar de nuevo. Ese mismo día Petirroja cumplió 5 meses y fue un día muy triste para mi. Lloré al dejarla y lloré al recogerla y aunque se ha adaptado muy bien y se le ve feliz, la sensación que tengo yo al dejar a mi bebé cada mañana en la guarde con gente extraña es que la abandono totalmente a su suerte, a pasar todo el día sin su mamá de la que no se ha separado ni un sólo día durante este tiempo con gente que no conoce y que ni de lejos le va a dar todo el amor y atenciones que yo le doy por muy buenas profesionales y cariñosas que sean, que lo son y no tengo queja ninguna.Respecto a quién lo pasa peor, no dudo que yo lo voy a llevar como el culo pero ¿por qué asumimos que un bebé es una cosa tonta que no se entera de nada? No digo que vaya a ser un trauma (o eso espero) y allí está muy entretenida descubriendo cosas nuevas pero no me cabe duda que me va a echar en falta muchísimo. Y por último eso de que yendo a la guarde se hacen más sociables, en mi opinión, es una tontería. Hay muchas oportunidades de que los bebés se relacionen con otras personas/bebés sin necesidad de ir a la guardería. Yo misma me crié en casa hasta los 4 años y soy bastante sociable. Una vez cumplida esa edad empecé a ir al cole y aunque el primer día era todo extrañísimo y me dio mucho vértigo (lo recuerdo perfectamente) no lloré en absoluto.
En definitiva, en este nuestro país, priman más los intereses empresariales que los del buen desarrollo psicológico de las generaciones futuras y claro qué se puede esperar de un lugar donde la pasta es más importante que proteger a esas generaciones…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s