CAPÍTULO 2. LAS DOS RAYITAS QUE LO CAMBIAN TODO

IMG_0587

Rápidamente intuí mi embarazo. A los 5 días de retraso ya andaba mosca pero a los 8 básicamente no me cabía duda. Si hay algo de lo que puedo presumir en esta vida (si es que acaso es algo de lo que se pueda presumir) es de la puntualidad suiza de mi prima la pelirroja. 28 días exactos cada ciclo ni uno más ni uno menos. Cierto es que igual una o dos veces al año se adelanta o retrasa pero no más de 3 días. Jamás de los jamases. Con lo cual al llegar al quinto día en el que la regla no hacía acto de aparición empecé a plantearme la posibilidad de hacerme un test de embarazo…Sin embargo una pequeña alerta ya se había encendido en mi mucho antes. Una alerta que no comenté a nadie por lo absurda y por no tener absolutamente ninguna base científica ni argumento “no fantástico” que lo sustentase. Dos semanas antes de echar de menos a la pelirroja PapáLobo y yo teníamos planeado hacer un tramo del Camino de Santiago durante 7 días. Planeamos todo durante semanas: las etapas, los albergues, las mochilas, el peso…y mira tú cosas de la vida que justo el día que cogíamos el autobús a las 5 de la tarde PapáLobo tiene una urgencia médica por la mañana (no os asustéis no es grave y está estupendo) que lleva a los médicos a dejarle ingresado durante unos días. Por supuesto tuvimos que anular el viaje. ¡¡No dábamos crédito ninguno de los dos!!! Pero tanto él como yo siempre hemos tenido claro que las cosas pasan por algo y alguna razón había para que no tuviéramos que hacer ese viaje. Ahí, en secreto, a mí se me pasó fugazmente por la cabeza la razón que se confirmaría 15 días más tarde…y es que la naturaleza es tan sabia que no iba a permitir a una recién gestada hacerse 30 kms al día caminando con una mochila de 4 kilos a la espalda y durmiendo en sitios poco confortables…jajaja pobre PapáLobo le tocó a él pagar el pato. En fin esto es sólo una anécdota tonta. ¡¡¡No me toméis por loca!!! Soy atea, cero mística y con los pies bien clavados en la tierra pero sé que la naturaleza es la que manda y hace muy bien su trabajo y como bien he dicho si las cosas pasan es porque tienen que pasar.

Regresamos al retraso de 5 días en cuestión. Mis amigas (Su, Jes, Jal , Nu) y yo tenemos una relación muy íntima y especial. No se trata de que nos lo contemos todo (que también) sino de todo lo que nos contamos. No nos ahorramos detalles, somos específicas, claras, detallistas, escatológicas y muy brutas. Si cuando perdimos la virginidad nos mandamos un mensaje comunitario para informar al resto esta ocasión no iba a ser menos. Abrir wachap. Guarras precavidas (nombre de nuestro grupo. No preguntéis) “chicas tengo un retraso de unos 5 días” “no es significativo pero soy un reloj” “Como sabéis PapáLobo y yo estábamos abiertos a esta posibilidad” “me estoy inquietando” Enseguida le quitaron hierro al asunto pues realmente 5 días no es mucho retraso. Además Su hacía un par de meses que nos dio la noticia de su embarazo…mucha casualidad iba a ser esto. Según pasaban los días me animaban a hacerme la prueba y salir de dudas, pero yo prefería esperar. PapáLobo tampoco creía que mi retraso se debiera a eso. Nos obstante nos pusimos el tope de 9 días de retraso. El sábado siguiente si mi regla seguía sin aparecer me haría un test de embarazo. No me caracterizo por mi calma y templanza precisamente pero en esta ocasión no tenía prisa ni estrés por saber el resultado…aunque claro ¡¡¡no soy de piedra!!! Llegó el sábado. PapáLobo había comprado el día anterior un test. Le dijeron que lo mejor era hacerlo con la primera orina de la mañana así que en cuanto me levanté fui directa al baño a mear sobre el palito. Esta situación ya me parecía surrealista total ¡¡¡en mi vida me había visto en una igual!!! Así que me voy al baño y PapáLobo se queda en la habitación expectante. Me leo las instrucciones 15 veces para no equivocarme (las instrucciones son dos líneas pero es una prueba importante hay que cerciorarse bien) y ya por fin me decido a sacar el palito y ponerme a hacer pis. Si sale dos rayitas ¡¡¡churumbel is coming!!! Pone que tarda un poco…TIC TAC TIC TAC pero en cuanto hago pis se dibujan claramente las dos rayitas ¡¡ohh my god!!! ¡¡churumbel is coming!! Salgo temblando del baño a enseñarle el palito rosa, son sus rayas rosas, todo rosa a PapáLobo…”estoy embarazada” le digo casi tartamudeando, se ríe, me abraza “estás temblando amor” “ya…jaja” “qué fuerte ¿no?” “vamos a ser padres” “¡¡¡¡……!!!!!!!! “ Enseguida cojo mi móvil y le hago una foto a la prueba del delito. Enviar por wachap: Guarras precavidas. Jal ha cambiado el nombre del grupo: Fértiles conejitas

.

Anuncios

8 thoughts on “CAPÍTULO 2. LAS DOS RAYITAS QUE LO CAMBIAN TODO

  1. yomismaymiscircunstancias 25 noviembre, 2014 / 12:03 pm

    Buuufff!! Esas dos rayitas que lo cambian todo! Qué momentazo! Yo totalmente contraria a ti, con mi pack de tiras pipitest me empezaba a hacer los test diarios a 5 días antes de la regla ( loca obsesa que es una), de hecho vi mi primera rayita rosa a 4 días de la regla. Saluditos!

    Me gusta

  2. Voluptuosa 27 noviembre, 2014 / 2:21 pm

    Jeee… Yo siempre tuve alarma de aviso de fertilidad (en mi caso lo doloroso eran las ovulaciones y no las reglas). Asi que el día después del… ejem, en fin, me puse a ovular y le dije al Cazador: “¿cómo lo vamos a llamar?”. Nunca fui puntual con las reglas, pero el día 30 del ciclo, tras dos semanas de intuición femenina, estando el Cazador en Canarias y yo en la casa de “mono tití”, ahí por Castilla la Mancha, no aguanté y me hice el test… Zasca!!! Dos rayitas, la del positivo leve pero presente. No me daban los pies para ir a coger el movil y hacer la foto para whatsapear al futuro papi, que se echó a llorar de emoción en medio del curro ^_^
    ¡¡Qué momentazos!!

    Me gusta

    • mamacorza 27 noviembre, 2014 / 11:38 pm

      Ya te digo!!! Es un momento de flipar y a la vez no ser consciente realmente de lo que esas dos rayas implican… Y es curioso lo de la intuiciòn pero vaya!! Hay algo dentro que nos lo susurra a gritos!!!

      Me gusta

  3. any 1 diciembre, 2014 / 11:46 am

    Que bonito y emocionante!esas dos rayitas que cambiaran tu vida!

    Me gusta

    • mamacorza 1 diciembre, 2014 / 12:41 pm

      SÍ!!! En realidad es todo muy surrealista, no terminas de creerlo

      Me gusta

  4. maria 1 diciembre, 2014 / 4:46 pm

    Al leer esto mamacorza, me vienen a la memoria recuerdos de mi juventud,tiempos de las cavernas,tiempos en los que muchas de mi generación,nos escondíamos en el baño ó esperábamos a que nuestros padres se fueran de casa y a solas sin nadie que nos pudiera consolar,esperábamos con fervor que no aparecieran nunca LAS DOS RAYITASSS.

    Me gusta

    • mamacorza 1 diciembre, 2014 / 5:21 pm

      Ya me imagino María… Eran tiempos complicados para las mujeres y ya no ye digo si salían las dos rayitas sun ningún deseo que salieran!!!! Por eso vuestra generaciòn sois todas un ejemplo y unas valientes… De hecho de este tema del cambio generacional en cuanto a la experiencia del embarazo hablo en un post futuro. Estate atenta!!! Muuaaa

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s